Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de la navegación web y mejorar la experiencia de usuario.

Al hacer clic o navegar, aceptas que recopilemos información.

ESTOY DE ACUERDO
+ INFO
  • pantano guadalest Bienestar

    5 Consejos para recuperarte de los excesos navideños

    Combatir los excesos navideños
    Share
    Temas relacionados
    5 Consejos para recuperarte de los excesos navideños
    5 (100%) 24 votes



    Tiempo de lectura: 4 minutos

    Si por algo se caracteriza la Navidad es por las largas y deliciosas comidas y cenas, pero también copiosas, dulces exquisitos como el turrón y los brindis. Son fechas de compromisos y citas ineludibles con familiares, compañeros de trabajo y familia. Pero al final, los excesos de las fechas nos acaban pasando factura y acabamos por empezar el nuevo año con algunos kilos de más y con los buenos hábitos olvidados.

    ¿Cómo recuperarnos de los excesos navideños?

    Por suerte, es fácil combatir los excesos de la Navidad y recuperar nuestro día a día, y, sobre todo, nuestro estilo de vida saludable. Para que te recuperes de la mejor forma posible, te damos  5 recomendaciones básicas para invertir los efectos de la Navidad, ¡no te los pierdas!

    1. No hagas dieta

    Aunque nos pueda sonar contradictorio, son muchos los expertos que aconsejan no hacer dieta como forma de recuperarse de los excesos de la Navidad. El motivo es que nuestro organismo no entenderá por qué, después de varios días de excesos, se ayuna o se reduce la ingesta de alimentos. Hay que ir poco a poco a la hora de revertir los excesos de la Navidad, de forma que, al principio, lo mejor es evitar el alcohol, los dulces y los platos grasos y, a medio plazo, empezar con la dieta. Las piezas de fruta, los alimentos light, los zumos u otros snacks saludables son grandes aliados para conseguir este propósito, pues no olvides que tenemos que realizar 5 comidas al día, ¡sin excusas!

    2. Agua e infusiones, ¡grandes aliados!

    Tras días de excesos, nada como beber mucha agua. Y es que, además de evitar la deshidratación, te ayudará a eliminar todas las toxinas del organismo. Además, la falta de agua puede llegar a afectar a nuestro estado de ánimo volviéndonos más apáticos y huraños, pero también puede afectar a nuestro estado físico, provocándonos dolores de cabeza o fatiga. Por lo general, una alimentación sana incluye entre un litro y medio y dos litros de agua al día.

    Excesos navideños, infusiones

    Una alternativa al agua son los zumos y las infusiones. Con ellos no solo conseguirás hidratar tu organismo y eliminar toxinas, también reponer los minerales perdidos al dejar olvidada la dieta saludable. Por su parte, las infusiones, en especial algunas como el té verde también ayudan a quemar grasas, a evitar la retención de líquidos y a saciarnos antes.

    3. Actividad física

    El mejor complemento de una dieta sana es el ejercicio. No es necesario que el ejercicio que realices sea intenso, por el contrario y, según los expertos, es con el ejercicio moderado con el conseguimos alcanzar un peso equilibrado y saludable para nuestras características físicas. Por lo general, se recomienda realizar algún tipo de actividad física entre dos y tres días por semana. Puedes salir a pasear por la ciudad, realizar pequeños estiramientos diarios, dar largos paseos por el parque o, si tu rutina te lo permite salir a caminar, a correr o en bicicleta por la montaña. Del mismo modo, también es recomendable incorporar pequeños gestos saludables a tu rutina diaria. Por ejemplo, dejar el coche en el garaje siempre que podamos e ir andando a los sitios o subir y bajar por las escaleras.

    Deporte para combatir los excesos navideños

    4. Recuperar nuestra rutina

    Por lo general, las comidas navideñas son largas. Las comidas suelen transformarse en meriendas y no son pocos los que salen a cenar después. En la misma línea, las cenas también tienden a acabar bien entrada la noche. Por ello se recomienda tras la Navidad, recuperar cuanto antes nuestros horarios de comidas y cenas habituales, cuidando que estas últimas no sean demasiado pesadas ni tengan lugar tarde, pues los expertos recomiendan que la última comida del día tenga lugar entre tres y cinco horas antes de acostarnos, de otro modo, perjudicamos a nuestro organismo.

    Resaltamos, de nuevo, la importancia de tomar cinco comidas al día, sobre todo, si se quiere perder peso. Debes evitar pasar más de tres horas sin comer, pues fuera de este periodo de tiempo se reducen los niveles de azúcar y se deja paso al hambre y a la ansiedad. Recuerda, ¡la mejor forma de perder peso es hacer trabajar al organismo!

    5. Recuperar las horas de sueño y descansar

    Otro aspecto importante para reestablecer el equilibrio en nuestro organismo es recuperar las horas de sueño y descanso pérdidas entre reunión familiar y comida con los amigos y con las cenas y fiestas que se alargan hasta altas horas de la noche. Aunque depende del tipo de persona, lo recomendable es dormir entre 6 y 8 horas diarias. Está demostrado que las personas que menos duermen tienen una mayor propensión a engordar.

    Excesos navideños y sueño

    Muchas personas también notan los excesos navideños en su piel. Los granitos no tardan en aparecer con el exceso de dulces y una piel apagada y con ojeras suele ser el resultado de las largas noches en vela. Lo mejor en ambos casos, pasa también por dormir y descansar. Y es que el periodo natural de recuperación de la piel se da por la noche, de madrugada, cuando más profundo suele ser nuestro sueño.

    Año nuevo, vida nueva

    El año nuevo es fecha de nuevos propósitos y objetivos, si cuidarte y llevar un estilo de vida sano, está entre tus planes, nada como empezar eliminando los excesos navideños. No dudes en poner en práctica estos 5 consejos, tu cuerpo lo notará y te sentirás con fuerzas y capaz de afrontar todo lo que te propongas.



    Te recomendamos también...




    DEJA UN COMENTARIO


    ENVIAR