Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de la navegación web y mejorar la experiencia de usuario.

Al hacer clic o navegar, aceptas que recopilemos información.

ESTOY DE ACUERDO
+ INFO
  • pantano guadalest Vacaciones

    El hotel relax del que disfrutar en Alicante

    baño piscina villa Hotel VIVOOD
    Tiempo de lectura: 1 minuto

    Los mejores recuerdos son los que están conformados a base de momentos únicos que pedazo a pedazo acaban creando una gran experiencia.

    Aunque suene a utopía, es lo más cierto: las mejores experiencias de la vida están formadas de múltiples detalles.

    Esto mismo ocurre cuando nos alojamos en un hotel relax, el lugar ideal en el que desconectar por completo y dejarnos llevar.

    El estrés diario que experimentamos con un ritmo de vida imparable y agotador tras las largas jornadas laborales nos deja exhaustos. Los asuntos familiares que nos traen más de un cavilo o una agenda repleta de temas pendientes terminan con nuestras energías y nuestro ánimo.

    Dejar de lado las preocupaciones y centrarnos únicamente en conectar con nosotros mismos es lo que nos llena de energía para lograr el equilibrio perfecto. Tomarnos un descanso pensando solo en nuestro disfrute personal es algo que nos merecemos de vez en cuando.

    Piensa en un fin de semana distinto, una pausa en toda esa carrera de obligaciones y responsabilidades y dedícate sólo a encontrar la calma.

    Si tú también quieres sentir esa paz interior y disfrutar de una escapada de fin de semana distinta, tu destino se llama Vivood.

     

    ¿Qué es una experiencia VIVOOD?

    VIVOOD no se puede catalogar sólo como un hotel.

    Basta con echar un vistazo a sus alrededores para comprobar que VIVOOD Landscape Hotel ofrece mucho más que un alojamiento. El primer hotel paisaje de España consigue mimetizar un interior en el que se utilizan materiales naturales para crear un ambiente acogedor con un exterior de ensueño.

    Enclavado en el entorno único del Valle de Guadalest, en la provincia de Alicante, el sonido de la naturaleza te dará los buenos días cada mañana.

    La fauna y flora autóctonas serán tus acompañantes en un espacio especialmente reservado para que los huéspedes puedan sentir la tranquilidad total.

    Los grandes ventanales de cada una de las habitaciones de las suites y las villas se convierten en el mejor palco. Un palco de lujo desde el cual observar con detalle las magníficas vistas que brindan las montañas de la sierra de Aitana.

    Una experiencia a la que se añade la piscina infinity privada de la que dispone cada una de las 10 exclusivas villas.

    Cada espacio está cuidadamente diseñado para crear una atmósfera única donde sólo se respire paz y se disfrute de total intimidad.

     

    El santuario de bienestar para una escapada romántica

    Tanto las suites como las villas gozan de magníficas vistas panorámicas al exterior, pero están estratégicamente ubicadas de manera que tienen su propio espacio.

    De este modo, cada huésped tiene la total certeza de que su parcela de intimidad está asegurada y nadie puede verlo desde el exterior.

    Un acceso independiente al que se llega por un cómodo camino natural es el inicio de una estancia para el descanso.

    VIVOOD es un hotel solo para adultos, una característica con la que se garantiza el mayor silencio para evadirse las 24 horas.

    Si le unimos el resto de las instalaciones que alberga, definitivamente VIVOOD lo tiene todo para ser nuestro oasis de paz.

    En sus 84.000 m2 de parcela tienen cabida dos grandes piscinas panorámicas exteriores no climatizadas, de las que se puede hacer uso todo el año.

    La pérgola de yoga es otro de esos rincones en los que se respira paz y armonía, pudiéndose reservar una clase privada de esta disciplina.

    Y aunque la relajación es fundamental en VIVOOD, también lo es la buena gastronomía en su restaurante con vistas panorámicas y propuestas culinarias de lo más apetecibles.

    Hotel Vivood sala de masajes spa

     

    Masaje para dos en una escapada de fin de semana

    En el centro de tratamientos cualquiera puede sentirse en armonía con la naturaleza después de realizarse alguna de estas terapias:

    – Un masaje relajante

    De 50 minutos de duración, en el que la piel de todo el cuerpo se hidratará en profundidad mientras se relaja, sintiéndose más regenerada.

    – Un circuito terapéutico basado en la cultura ayurveda

    2 horas de auténtico bienestar en cinco etapas, inspirado en los cinco elementos de la naturaleza: fuego, tierra, agua, aire y éter.

    Cada uno de los elementos está representado por uno de los tratamientos del circuito: sauna, hammam, túnel bitérmico, flotarium y, por último, la zona lounge con la piscina climatiazada tipo infinity.

    – Un masaje revitalizante con olor a lavanda

    “Campos de lavanda” es el tratamiento que une masaje y aromaterapia, logrando la paz y el sosiego para devolver la vitalidad al organismo.

    – Un masaje para dos

    En una escapada para dos no puede faltar “Viaje en pareja”, el ritual creado para compartir una experiencia exclusiva para ti y para quien tú quieras.

    Casi dos horas de masaje con aceites y esencias florales que nos llevan de nuevo a la naturaleza más fresca y llena de matices con los que relajarnos por completo.

     

    Un hotel relax en Alicante con algo más

    La fantástica zona de spa es sin duda la pieza que completa cualquier jornada para que terminemos de sentir el bienestar físico y mental.

    Porque es igual de importante sentirnos bien físicamente como psicológicamente para encontrar el equilibrio absoluto mente-cuerpo.

    Pero además, la excelente ubicación de VIVOOD lo convierte en un punto de partida realmente atractivo para realizar otras muchas actividades:

    – Explorar las poblaciones cercanas en busca de sus rincones más pintorescos, como Guadalest, con su famoso castillo o las impresionantes vistas al embalse homónimo. A tan solo 15 kilómetros también se pueden admirar las Fuentes del Algar, con sus cascadas y piscinas naturales aptas para el baño.

    Tampoco se quedan atrás en belleza ciudades costeras como Altea, Calpe o la cosmopolita Benidorm.

    – Realizar rutas de senderismo por la emblemática sierra de Aitana, con una altitud de más de 1500 metros sobre el nivel del mar.

    O subir al pico de una montaña llena de leyenda, la mítica Puig Campana, situada en el término municipal de Finestrat.

    – Saborear la rica y variada cocina alicantina, basada en la dieta mediterránea y con platos tan populares como el arroz a banda o l’olleta de blat.






    DEJA UN COMENTARIO


    ENVIAR