El Slow Travel o cómo viajar sin prisas

escapada a la montaña
17 Ago

El Slow Travel o cómo viajar sin prisas

Dice el refrán que las prisas no son buenas consejeras, y nosotros añadimos que tampoco son buenas compañeras de viaje. Estamos convencidos de que en más de una ocasión has pronunciado u oído a algún amigo decir a la vuelta de sus vacaciones: “el viaje genial, hemos visto un montón de cosas”. Como si el éxito o fracaso de un viaje se midiera por el número de cosas que has hecho. Precisamente ante esa necesidad de querer ver y hacer cuanto más mejor o de correr para visitar todos los monumentos de una ciudad en un tiempo récord, surge el movimiento slow travel.

¿Qué es el slow travel?

El slow travel es una corriente del llamado movimiento slow iniciado en el sector de la alimentación por el italiano Carlo Petrini a finales de los años 80 como contraposición a la comida rápida. En este caso, el concepto slow travel no se refiere tanto a una tipología de viaje sino más bien a la actitud con la que lo afrontas. Y da igual si viajas a 30 kilómetros de tu casa o al otro lado del mundo.

Hacer slow travel implica un cambio de mentalidad antes incluso de viajar. Se trata de pasar de organizar viajes maratonianos para ver mucho y donde sólo te quedas con la capa más superficial del lugar, a planificar un viaje de inmersión para profundizar en el origen y cultura de un destino. Por eso, es imprescindible ir más allá y no tener prisas. Alojarse en un hotel en la naturaleza y tranquilo y aprovechar para descubrir nuevas experiencias dedicando tiempo a cada una de ellas.

En definitiva, ser viajero y no turista. No visitar un destino o ciudad sino de descubrirla, conocerla y disfrutarla como lo harías si realmente vivieras allí.

En VIVOOD Landscape Hotels promovemos el slow travel e invitamos a todos los viajeros a conocer nuevos destinos y hoteles de forma pausada, disfrutando de cada instante, de cada lugar, de cada detalle. Porque no debemos olvidar que el viaje no empieza al llegar a tu destino sino que también cuenta el trayecto que te lleva hasta ese lugar y lo que haces y conoces hasta llegar a él.

Cómo saber si eres un slow traveller

Y para que descubras si eres un auténtico slow traveller, te dejamos este check list con algunas máximas que definen este movimiento:

  • alojarse en hoteles pequeños en lugar de resorts y grandes hoteles
  • visitar entornos naturales y rurales y alejarse de las ciudades
  • callejear, pasear e ir en bici en lugar de coger el coche
  • olvidarse del mapa y estar dispuesto a perderse
  • desviarse de la ruta establecida y descubrir nuevos lugares
  • fotografiar más con la mirada y menos con la cámara
  • no mirar el reloj y parar el tiempo
  • integrarse en la sociedad y conversar con las personas autóctonas

Y tú, ¿practicas el slow travel?

También te puede interesar...

5 Comments

Post A Comment


Share This