Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de la navegación web y mejorar la experiencia de usuario.

Al hacer clic o navegar, aceptas que recopilemos información.

ESTOY DE ACUERDO
+ INFO
pantano guadalest Bienestar

De moda a tendencia, la sostenibilidad en el sector turístico y en la forma de viajar

[kkstarratings force]
Tiempo de lectura: 5 minutos

De moda a tendencia, la sostenibilidad en el sector turístico y en la forma de viajar. 

El turismo sostenible pone de acuerdo equilibrio ambiental, beneficio económico y fomento de la prosperidad de las comunidades locales que posibilitan esos viajes de ensueño de los que VIVOOD forma parte, como actor principal en Alicante se trata de fomentar la generación de ingresos, la creación de trabajo y la preservación  de los ecosistemas locales conformando un eje sostenible que fortalece comunidades.

Principales ventajas del turismo sostenible 

 

Hay tres ejes vertebradores que conforman el turismo sostenible: en primer lugar, las buenas prácticas que cuidan activamente el medio ambiente: reducir, reutilizar, reciclar; en segundo, la protección del patrimonio cultural y natural, que se traduce en la reaparición y mantenimiento de edificios históricos y en la preservación de especies animales y vegetales en peligro. El tercer pilar se expresa en ventajas sociales y económicas tangibles para las comunidades locales, que se traducen en acciones como el cumplimiento de los derechos de los pueblos indígenas o en el pago de unos sueldos decentes a los profesionales que conforman esa red turística sostenible de empleo. Además, el turismo sostenible sensibiliza sobre los problemas políticos, sociales y ambientales locales. Tanto es así que una parte de los beneficios de esta clase de turismo se plasman en obras de interés comunitario como escuelas, centros médicos, instalaciones deportivas o centros culturales…En el ámbito rural: impulsa directa e indirectamente la economía local y aporta vida a esas zonas, con actividades de calidad, al tiempo que los pueblos reciben visitantes más cuidadosos con su cultura y entorno.

Breve historia del turismo sostenible

El origen de este fenómeno se remonta a 1983, cuando la ONU constituyó la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. Casi una década después, en la Cumbre de la Tierra en Brasil, de 1992, se fijaron tendencias como la sostenibilidad o el desarrollo ecológico, acordando medidas para aminorar el impacto del turismo. Hoy día la Organización Mundial del Turismo (OMT) considera que el turismo sostenible tiene la capacidad de actuar como catalizar de un cambio significativo en el mundo: fomentando la erradicación del hambre en el planeta, el desarrollo de una cultura de la paz y seguridad, y fortaleciendo las economías locales. 

Los datos que fundamentan esta tendencia

Un informe de Booking (un agregador de tarifas de viaje y un metabuscador de viajes para reservas de alojamiento) señala que el 60% de los viajeros españoles prioriza los destinos amigables con el medioambiente. En el mismo estudio, un 74% de los interpelados apunta que la sostenibilidad del turismo es una necesidad que resulta crucial fomentar. Gracias a la transformación digital, la inteligencia artificial y la innovación, los viajeros pueden, cada vez más, personalizar itinerarios sostenibles. 

 

El valle como inspiración para Miró o Varela 

Por su relieve accidentado, en este entorno natural se extienden, en las zonas altas, los pinos y el monte bajo, mientras que en las laderas predominan las terrazas y en el valle se cultivan cítricos, y los ya mencionados olivos, algarrobos y almendros. Un paisaje, en suma, de ensueño, que ha captado la inspiración de escritores, músicos y pintores alicantinos de primer orden como Gabriel Miro, Óscar Esplá o Emilio Varela, en un tiempo en el que la belleza de este lugar sólo era conocida por las gentes que trabajaban sus tierras.

Modalidades de turismo sostenible 

Resislvestrar o rewilding. Consiste en restaurar y proteger la naturaleza para que recupere su estado salvaje.

Viajes off-season.  Estos viajes fuera de temporada aspiran a eludir multitudes y propiciar una experiencia recreativa, en contacto íntimo con la naturaleza y las expresiones culturales de la zona que se visita, con un actitud y compromiso de conocer, respetar, disfrutar y participar en la consideración de los recursos naturales y culturales de ese lugar.

El storytelling para relatar la experiencia vivida. Estas historias generan conciencia y conocimiento en la visión de futuros viajeros, y contribuyen a difundir las bondades del lugar visitado y un mensaje de sostenibilidad global.

Recomendaciones para viajar de manera sostenible

Haz lo posible por minimizar la cantidad de desechos que produces. Es decir: compara sólo lo que realmente necesites, y emplea pilas recargables, botellas, cubiertos, bolsas o hasta máquina de afeitar reusables, entre otros miles de productos que aportan varias vidas útiles en su uso. 

Cuando vayas a tu alojamiento, emplea las toallas varias veces, en vez de usar una nueva cada día. De esta forma, contribuyes a que no tengan que lavar montones de toallas todas las jornadas. 

Utiliza protector solar que no afecte al mar y los arrecifes (al adquirirlo, debes comprobar que no tenga oxibenzona y octinoxato)

Elude los aviones: viaja en tren. Con esa apuesta, podrás disfrutar de la creciente tendencia de viajar lento: generando un mayor deleite sensorial y apreciando con más detalle el paisaje de las tierras que visitas, aminorando así tu huella de carbono. En la revista National Geographic, por ejemplo, recomiendan viajar en tren por la India, el sureste asiático, el este de África y China. Según cálculos científicos, los aviones representan el 3% de las emisiones de CO2 de la Unión Europea y, si continuamos con el ritmo viajero aéreo actual, este porcentaje podría ascender a nada menos que el 15%. Además, los aviones emiten óxido nítrico y dióxido de nitrógeno, gases clave en la formación del efecto invernadero. 

Combate las gigantescas masas de desperdicios de plástico que dañan los ecosistemas marino.  ¿Cómo hacerlo? Consumiendo agua purificada en el ámbito local por medio de botellas de cristal reciclables (en los trópicos, se recomienda emplear cocos verdes para cuidar la hidratación personal de un modo sostenible). 

Solicita recomendaciones en el lugar. Disfruta de la cocina local en restaurantes pequeños y consume alimentos que sean autóctonos y no hayan requerido transporte, así cuidas la biodiversidad y la economía local. 

Evita destinos masificados. Así eludirás graves impactos en el entorno que visitas. Al apostar por destinos alternativos, comprobarás también que el trato humano suele ser más atento y amable. 

Preserva la flora y fauna del lugar que visitas. En esa sintonía, repudia productos elaborados con animales. Se trata de disfrutar de la flora y la fauna en su lugar de desarrollo. Si te apetece un recuerdo de plantas o animales, echa manos de tu cámara de fotos…

Evita las duchas frecuentes en lugares de sequía. Es esencial ser consciente de nuestro gasto de agua, más en verano, cuando es un bien tan preciado. 

En VIVOOD somos entusiastas del turismo sostenible, que aspira a producir un impacto lo más leve posible sobre el medioambiente, posibilitando así la renovación del ecosistema y la biodiversidad que lo conforman. En esa dirección, planteamos tanto las actividades como las experiencias que configuran una parte esencial de nuestro valor añadido.






DEJA UN COMENTARIO


ENVIAR
sello garantia 360