Tartar de tomate con cebolla caramelizada, salazones alicantinos y guisantes hidrolizados

tartar de tomate VIVOOD

27 Abr Tartar de tomate con cebolla caramelizada, salazones alicantinos y guisantes hidrolizados

Pomodoro (fruta de oro) en Italia, pomme d’amour en Francia… aunque universalmente es conocido como tomate. Este fruto, de origen azteca aunque extendido por el Caribe, llegó a España de la mano de Colón para quedarse en nuestras mesas. Hay muchas maneras de preparar una receta con el tomate. Con o sin sal, en sopas, solo o acompañado, en frío o en caliente…

Hay muchas maneras de cocinar el tomate pero aquí os proponemos una versión evolucionada de la clásica ensalada de tomate de temporada con salazones. Una receta sencilla, fresca, con una variedad de matices y texturas y una gran cantidad de beneficios para tu salud.

Beneficios del plato

Como bien es sabido, el tomate, por su alto contenido en agua (casi el 94%), es un ingrediente ideal para cualquier época del año que no debe faltar en nuestra dieta, especialmente en los meses de verano.

El tomate es nutritivo y rico en vitamina A, B y C lo que añade a la receta una buena cantidad de potasio, fósforo, magnesio y calcio. Además, aporta a nuestro organismo licopeno, un antioxidante natural y favorece la digestión por la contribución de fibra.

Los salazones nos benefician en mayor medida. Estos tienen un alto contenido en fósforo y vitamina E, que favorece el buen funcionamiento del sistema circulatorio. Sin olvidar la vitamina B1, B2, proteínas, hierro, zinc, calcio… Por todo esto, son alimentos indicados para la regeneración muscular. Además ayuda a mantener el PH natural de la piel y favorece el cuidado de los huesos y dientes.

Ingredientes para dos personas

  • 5 tomates de temporada
  • ½ cebolla caramelizada
  • 8 rodajas de huevas de maruca
  • 4 rodajas de moixama a dados pequeños
  • Hojas verdes al gusto
  • Guisantes al gusto

 

Preparación y presentación de la receta

  1. Pelar, retirar las pepitas dejando sólo la carne y cortar en tacos pequeños los tomates.
  2. Caramelizar la cebolla. En este caso es preferible no caramelizarla mucho y dejarla a medio pochar para no tapar el dulzor final del tomate.
  3. Cortar en rodajas las huevas de maruca y en tacos la moixama para aprovechar las diferentes texturas de cada una.

 

La presentación es muy sencilla pero vistosa. Primero se sitúa en el centro del plato un molde, que puede ser circular, y se rellena con la mezcla del tomate y la cebolla. Se recomienda esparcir los tacos pequeños de moixama y descansar las rodajas de huevas de maruca sobre el tomate desmoldado. A continuación se incorporan los guisantes hidrolizados sobre el tartar y se decora con las hojas al gusto. Finalmente rematamos el plato con una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra.

Este receta, incluida en nuestra carta del Restaurante & Lounge Bar VIVOOD, es una opción fresca, ligera y sana para tomar como aperitivo antes de continuar con una buena comida o cena.

¿Qué te ha parecido esta receta? Cuéntanos cómo la haces tú y dinos de qué manera incorporas el tomate a tu dieta diaria.

También te puede interesar...

1Comment

Post A Comment


0
Menciones